RSE

¿Cómo proponemos programas de Responsabilidad Social en una zona de conflicto y violencia?

. Es importante ser transparentes, no subestimar y hablar con la verdad

Lima, 29 de marzo del 2021.- Comparto mi experiencia de trabajo de Relaciones Comunitarias y Responsabilidad Social en una empresa en el Callao hace algunos años atrás, con operaciones próximas a los asentamientos humanos Miguel Grau, Dulanto, así como Callejón Villegas, IV Sector, Hijos del IV Sector, Ramón Castilla, entre otros.

Se trataba de una empresa con antecedentes de conflicto y violencia de parte de la población aledaña; ataques al personal, amenazas con prohibir el ingreso de los trabajadores, turbas que podrían repetirse en cualquier momento, piedras que caían en las instalaciones, e incluso bombas molotov. ¿Cuál era la causa?, los olores de las emanaciones, la empresa producía sulfato de cobre y sulfato de zinc.

En esa coyuntura ingreso a laborar, debo ser honesto que al inicio aun lo pensaba si debía continuar en mi propósito; el personal administrativo, de producción, los agentes de seguridad e incluso con quienes pasamos el proceso de selección, me advertían de una población violenta; la droga se movía las 24 horas del día, me comentaban de gente con intereses individuales, se hablaba de ex convictos, asesinatos por liderazgo de pandillas en la zona, entre otros como prostitución; luego también conocí la interferencia de representantes políticos por el dominio del poder sobre los dirigentes, para asegurar electores en las elecciones municipales, regionales e incluso del gobierno central.

Logramos organizarnos, comencé mapeando las zonas de influencia directa e indirecta,  – acompañado de un patrullero y efectivos policiales-, identifiqué y conocí a los dirigentes y principales líderes formales e informales, ganarme su confianza demandó tiempo, en este proceso era necesario asumir compromisos, de ambas partes; más adelante se sumaron actores sociales comprometidos con la salud, educación y seguridad de los sectores, entre ellos directores de centros de salud,  los comités de aula de los centros de educación inicial y primaria, Comités del Vaso de Leche, Policía Nacional del Perú de la Región Callao, Serenazgo, representantes de empresas aledañas a los asentamientos humanos, entre otros, insistí con todos ellos en más de una oportunidad para reunirnos y empezar un trabajo responsable y en conjunto.

Para comenzar a trabajar era necesario levantar una línea de base, es así que desarrollamos un censo, para cuyo efecto capacitamos a jóvenes mayores de edad, así como a padres y madres de familia de los asentamientos humanos, esa confianza para conocer por propia fuente lo que sucedía en la zona favoreció la relación entre empresa y comunidad; asimismo, este grupo de vecinos fueron beneficiados con trabajo temporal, pues se reconoció económicamente desde la capacitación hasta la aplicación y evaluación de cuestionarios de encuesta. Posteriormente, se contrató una empresa para el análisis e interpretación de resultados y es así como propusimos programas de responsabilidad social, de acuerdo a sus necesidades y enfocados también al los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Al inicio, no fue fácil la participación activa de la población, era necesario el compromiso de todos, a fin de formar parte de las actividades a realizar, en el camino nos llegaban solicitudes del comité de desempleados (conformados por gente de mal vivir, es común encontrarlos en los asentamientos humanos de Lima y Callao), para trabajar en los programas, con un sueldo mínimo, sin garantizar su participación en las labores en favor de la comunidad, en ningún momento negociamos con dinero, todo fue compromiso y trabajo en conjunto.

Reunión con dirigentes del AAHH Miguel Grau
Reunión con dirigentes del AAHH Miguel Grau
Reunión con dirigentes del AAHH Miguel Grau

De acuerdo a las principales necesidades de la población, desarrollamos programas de reforestación (siembra de gras y árboles en las principales calles y avenidas, así como en los centros de educación inicial y primaria), con el apoyo de los dirigentes y población en general; todas las semanas, inter diario se solicitaba la contratación de cisternas para el riego correspondiente de áreas verdes. En los centros de educación inicial y primaria pusimos en marcha el Programa de Inteligencias Múltiples, con la permanente participación del reconocido Psicólogo Héctor Guardamino Pajuelo, donde tuvimos la oportunidad de capacitar a los directores, personal docente y padres de familia, por el período de tres años, obtuvimos excelentes resultados, nos ganamos el respeto y confianza de la población.

Asimismo, con la ayuda del profesional de la salud, participamos con programas dirigidos a los adultos mayores, orientados a fortalecer la salud emocional; paralelamente de las principales actividades en la comunidad: limpieza pública, reconociendo con víveres a los propietarios de los sectores más organizados;  hubieron eventos anuales donde fortalecíamos la convivencia y relaciones con la comunidad: Día de la Madre, eventos deportivos y Navidad.

No descuidamos la seguridad ciudadana, con el apoyo de la Policía Nacional del Perú y Serenazgo, establecimos hojas de ruta para custodiar los asentamientos humanos en la mañana, tarde, noche y madrugada; la población se convirtió en el principal promotor de la seguridad, todo estaba monitoreado con cámaras de seguridad, ubicados en lugares estratégicos de nuestras instalaciones.

Promovimos el emprendimiento; conjuntamente con el Ministerio de Trabajo, -aquí radica la importancia de establecer alianzas estratégicas -, logramos la participación de madres del Vaso de Leche, jóvenes mayores de edad, padres y madres sin estudios superiores en capacitaciones y diplomados que se llevaron a cabo en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y otros centros superiores de estudios, se capacitó en gestión de negocios, gastronomía, metal mecánica, electricidad y otros.

Quiero mencionar el caso de una madre del Comité del Vaso de Leche, quien participó del Diplomado de Gestión de Negocios en la Universidad de San Marcos, su instrucción era 5to de primaria, ella visitaba la empresa para comentarme que sus compañeros de aula eran profesionales, estudiantes de universidades y se sentía menos a lado de ellos, me hacía saber que abandonaba las clases, eso se repitió como 5 veces, pero hablábamos con ella en todo momento, insistimos muchas veces, para nosotros era importante su idea de negocio y su habilidad para ello; después de 4 meses logró concluir; nos llenó de satisfacción su perseverancia; posteriormente participó en ferias de emprendimiento, la empresa la apoyó con la impresión de sus tarjetas personales, gigantografías, lo necesario para su participación, también asumimos un capital para el diseño y venta de joyas de plata, esa fue siempre su idea de negocio, comenzó a vender a sus familiares, amigos, a mercados locales, y más adelante por internet a otros países.

El desarrollo de los programas de RSE, preocuparnos por las principales necesidades de la población, aperturó grandes espacios de confianza, compartimos almuerzos en las viviendas de algunos vecinos, por nuestra parte invitamos a los líderes formales e informales a la empresa a conocer el esfuerzo nuestro por disminuir las emanaciones y mejorar nuestras operaciones, almorzamos con ellos a lado de nuestro Jefe de Planta y demás colaboradores en el comedor de la empresa, la convivencia se fortaleció entre empresa y comunidad, los conflictos desaparecieron y el respaldo de los vecinos creció.

No voy a negar que todo fue paz y buena convivencia, el sector de por sí era peligroso, algún vecino siempre amenazaba, tuve la experiencia de un menor pidiéndome dinero con un cuchillo escondido en el abdomen, u otro con arma para hacerme notar su liderazgo o poder.

Por otro lado, identificamos agentes contaminantes conjuntamente con los vecinos,  como el parque automotor, ruido ambiental, contaminación de todas las empresas aledañas, quema de basura, ello nos permitió a todos asumir responsabilidades.

Habiendo avanzando en el principal propósito de la empresa, de reducir el conflicto social en las plantas del Callao, los programas de RSE en la empresa fueron ampliándose -priorizando las necesidades-, paralelamente nos preocupamos del público interno y externo en el Callao, seguido de San Isidro y más adelante Lurín; se crearon programas internos de “Vidas Saludables” con charlas y atenciones en nutrición, pausas activas, masajes anti estrés, inmunizaciones contra hepatitis B y tétanos, oftalmología, podología, inteligencia emocional, planificación familiar, prevención de cáncer masculino y femenino, programas para las madres y padres que esperaban bebés, entre otros que favorecieron la salud e integridad de los colaboradores y sus familias.

Los programas de RS en la empresa se complementaron con actividades que promovían una cultura de voluntariado en nuestros colaboradores, los mismos que se iniciaron con campañas que atendían las necesidades de poblaciones vulnerables como casas hogares víctimas de violencia sexual o familias con enfermedades terminales; asimismo, continuaron con voluntariado en eventos como Día de la Madre y Navidad; y voluntariado basado en habilidades, con la participación de profesionales y técnicos de la organización que favorecieron el mantenimiento y autofinanciamiento de estas casas hogares ubicadas en Lurín.

Programa de Voluntariado en casas hogares
Programa de Voluntariado en casas hogares
Programa de Voluntariado en casas hogares

Debemos tomar en cuenta que uno de los factores que direcciona favorablemente la relación entre una empresa y comunidad es la confianza, es el punto de partida y a su vez el que está presente en todo proceso de interrelación. Con la confianza aperturamos comunicación, y con ésta la interacción permanente; de esa manera, establecimos espacios que nos permitieron conocer a cada actor social; por lo tanto, se abrieron posibilidades para el desarrollo de cualquier diagnóstico y eso ayudó a identificar las necesidades en todo momento, establecer alianzas, sumar aliados estratégicos y todo lo necesario, para posteriormente proponer programas de responsabilidad social.

Lo lógico siempre fue ir de menos a más, guardando un límite para todo. Brindamos confianza evaluando con quiénes estamos, dónde estamos, conociendo los espacios de convivencia entre empresa y comunidad, identificando temas de conversación donde participan todos los actores sociales, siendo empáticos o poniéndonos en el lugar de la otra persona, tomando en cuenta todas las fuentes que involucran conocer una verdad, sustentando en qué estamos de acuerdo y con qué no, sin enfocarnos en las personas o instituciones, sino en el problema y sus soluciones. Todos entendimos que comunicar va más allá de transmitir y recepcionar mensajes; es también transmtir y recepcionar sentimientos, actitudes, motivaciones; y cuando fuese necesario, guardar silencio.

Y esa es justamente la oportunidad que nos brinda la RSE; más allá de diseñar, ejecutar, monitorear y evaluar programas y/o proyectos económicos, sociales o ambientales; es también esa convivencia entre todos quienes formamos parte de una empresa y comunidad; es brindar confianza, comunicar, interactuar permanentemente con los stakeholders o actores sociales, es conocer sus necesidades y respetar sus recursos, cultura, creencias, costumbres, e introyectar en la mente de la sociedad que la empresa es también parte de esa comunidad donde confluyen responsabilidades, trabajo, emociones y compromisos, asumiendo que todos somos parte fundamental para lograr objetivos comunes, demostrando con el ejemplo que todos somos protagonistas de nuestro propio desarrollo.

El éxito o fracaso de los programas de RS depende mucho del compromiso voluntario y responsable de parte de las cabezas de una organización, en esta empresa tuve la oportunidad de conocer a gerentes y jefes a quienes siempre le importó el bienestar de los colaboradores y sus familias, así como del público externo, ello favoreció enormemente nuestro propósito.

Fuente: Guía de Responsabilidad Social,

Autor: Juan Carlos Soto Villarroel

Ultimas noticias

youtube
VIII Diplomatura de Especialización Gestión Estratégica de las Relaciones Comunitarias en Industrias Extractivas y Energéticas, Modalidad Virtual
Comunicación Digital
Especialización en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial
Hacienda Marro
Alwa - Ingeniería sostenible
Bio ProMedical
Dale la vuelta
Disal
TITICACA LODGE PERU
youtube
youtube
youtube
youtube

Este sitio utiliza cookies.